fbpx
Posted on / by delfina

Artech: una fusión entre Arte y Tecnología

¿Pueden las computadoras ser creativas? ¿Puede la tecnología competir con las obras de arte hechas por un ser humano?

Tres años atrás en Buenos Aires, se llevó a cabo la conferencia «Converge» liderada por Globant.

El evento inició en un escenario a oscuras y silencioso. La música invadió el espacio y una luz tenue comenzó a develar la figura de tres músicos en el escenario. La melodía fue tomando fuerza, sonando cada vez más fuerte y de a poco se fue percibiendo la entrega del público hacia la música. Al finalizar, el anfitrión preguntó si les había gustado e hizo una pausa. “Lo que presenciaron fue compuesto por la inteligencia artificial. No estaban ante una obra musical sino ante una creación pura y exclusivamente tecnológica.»

Se notan caras de confusión en el público. La música se había sentido humana y compuesta con un corazón humano. Los hechos hablaron por sí solos: una computadora sí puede ser creativa. 

«AIVA» es el primer compositor de música del mundo que no es un ser humano. Es un artista de inteligencia artificial y se especializa en la composición de música clásica y sinfónica. Es capaz de detectar patrones dentro de una gran colección de obras de música clásica. En ellos se basa para componer música nueva.

 

Image for post

Sougwen Chung creando arte junto con un robot que estudió su técnica e imita sus trazos.

Image for post

Delfina Velar de Irigoyen explorando nuevas texturas formas y colores.

«Las texturas, siempre presentes, generan múltiples dimensiones y un despertar de los sentidos en simultáneo. Las obras activan el deseo de palpar y sentir la creación de la artista. En sus tres dimensiones, se integran al entorno. No solo visten paredes, sino que también las habitan.» 

 

Image for post

Obras de Studio Devél.
Placas impresas en 3D en PLA, abreviado del bioplástico llamado Poliácido Láctico, derivado de la remolacha y de la caña de azúcar.

Translate
×